Menu
Tablet menu
A+ A A-

Look monocromático: El desafío de combinar el mismo color

 

Look monocromático: El desafío de combinar el mismo colorPara las próximas temporadas los juegos cromáticos se reducen a un color y las tareas de  combinación a las diferentes gamas del mismo. Es el look monocromático, la nueva tendencia de alta costura que comienza a llegar a todas las esferas del mundo de la moda.

Tanto de día como de noche, casual o formal la tendencia es vestirse del mismo color o dentro de la misma gama cromática. Lejos de crear un efecto monótono esta apariencia es una propuesta elegante y estilizadora que da como resultado un look minimalista pero lleno de clase. Lo vemos presente en todas las campañas de las grandes firmas.

Si bien anteriormente habíamos presenciado esta apuesta por un solo color generalmente los elegidos eran los tonos negros, blancos o neutros, sin embargo ahora el cambio es radical pues los favoritos  parecen ser los colores brillantes como el azul, rojo, amarillo, coral y naranja.

Basta echar un vistazo para comprobar cómo el concepto del look monocromático o color único arrasa las webs y revistas de moda.

Gucci apostó ya para la colección de primavera verano de este año por los corales, blancos, azules, amarillos, verdes y por supuesto, no dejó atrás algunos modelos en blanco y negro; Calvin Klein, propone el azul como su color elegido para ser el protagonista del próximo verano en todas sus gamas. Carolina Herrera  ha elegido los tonos verde, blanco, azul, rojo y los grises para sus apuestas monocromáticas en el desfile de exhibición para el próximo invierno. Mientras que la casa Chanel ha seleccionado el gris, el marino, el verde y el blanco combinando prendas mono color con la creación de múltiples efectos a través de los bordados y las texturas.

Complementos y accesorios

Si vamos vestidas del mismo color es lógico que surja la pregunta sobre qué patrón seguir en cuanto a los complementos y accesorios.


Para tomar una decisión en este aspecto es necesario tomar en cuenta el tipo de prenda elegida,  la ocasión y el efecto visual que busquemos. Por ejemplo, si optamos por llevar un pantalón coral con una camisa tipo túnica del mismo color para lograr un efecto más estilizado lo más adecuado sería un calzado a tono, y como el coral es un color de por sí llamativo, bastaría un peinado sencillo y quizás pendientes minimalistas para completar.

Sin embargo, si la misma opción la cambiamos de coral a blanco, un collar llamativo con sus respectivos pendientes y un set de pulseras pueden ser una estupenda combinación.

En general, los complementos en estos casos pueden utilizarse para crear dos efectos contrarios, por un lado complementar la uniformidad de nuestra apariencia con color elegido en este caso, zapatos y bolso a juego, o bien, hacer una ruptura a través de los mismos.

Esta ‘ruptura’ puede lograrse no sólo a través de los colores, sino que también valen las texturas, los bordados y los estampados que puedan llevar impresos.


 

Share
SFbBox by Enter Logic
Araceli Barahona on